Cómo hacer deporte tras una masectomía

0

Puede que hayas escuchado la palabra en alguna ocasión, pero, ¿qué es exactamente la mastectomía? Se trata de una operación de mama. En concreto, es la extirpación de la mama con el objetivo de prevenir o tratar un cáncer de seno.

Tipos de mastectomías

Existen diferentes tipos de mastectomías, dependiendo de la operación y el tipo de intervención que se realice. A continuación, vamos a ver cuáles son.

  • Simple (o total): Se extirpa el tejido mamario de forma completa (incluido pezón, areola y piel).
  • Subcutánea (con conservación de piel): Con este método prácticamente se deja sin tocar el tejido que recubre el seno. Se quita el tejido de la mama, pezón y areola.
  • Subcutánea (con conservación del pezón): Se trata de una variación de la anterior, pero en este caso no se toca piel, pezón ni areola.
  • Radical: Es menos frecuente a día de hoy. Hay que extraer el seno, ganglios linfáticos axilares y los músculos que se encuentran debajo del pecho, es decir, los de la pared torácica.
  • Radical modificada: Además del seno, se extirpan los ganglios linfáticos axilares (pero no los músculos de la pared torácica).
  • Bilateral: Cuando deben extirparse ambos senos.
  • Preventiva: Este tipo de cirugía se recomienda a mujeres que, por genética, tienen más probabilidades de padecer cáncer de mama. Antes de realizar esta intervención se aconseja hacer un estudio para valorar el riesgo hereditario.

Consejos tras una mastectomía

Después de una operación de mastectomía, hay una serie de precauciones generales que deben tenerse en cuenta. Los profesionales de los centros de cirugía estética, como la Clínica Dexeus, aseguran que lo primero que hay que atender tras la operación es la revisión, el postoperatorio. Esto se convierte en algo fundamental para evitar correr el riesgo de realizar una segunda cirugía

  • Mantener el brazo elevado (se ayudar de una almohada o cojín).
  • Fomentar la movilización temprana.
  • Evitar, en la medida de lo posible, realizar análisis de sangre en el brazo afectado.
  • No dormir sobre el brazo que se ha intervenido.
  • Evitar usar jabones con PH alto ni productos irritantes (desodorantes, colonias, etc.).
  • Secar bien la zona afectada tras la ducha.
  • Mantener hidratada la piel afectada.
  • No poner calor sobre ese brazo (sol, agua caliente…)
  • Evitar usar prendas de ropa ajustadas.
  • Usar tejidos de algodón y materiales que faciliten la transpiración.
  • Se aconseja no ponerse en un tiempo abalorios (pulseras, anillos) en el brazo/mano que se ha intervenido.
  • El bolso debe llevarse en el brazo que no se ha operado.

Deporte tras una mastectomía

Llegados a este punto, si eres una aficionada al deporte, es probable que te estés preguntando cómo entrenar después de una operación de este calibre. Lo primero que debes tener en cuenta es que tras esta intervención hay efectos secundarios (dolor, cansancio, movimientos limitados, pérdida de la forma física, etc.) que harán que volver a la rutina deportiva se haga más complicado. No obstante, no debes asustarte. Si se hace con responsabilidad y cuidado no tienen que surgir complicaciones. La Dra. Pereira explica que si no hay dolor ni edemas, se puede comenzar a realizar actividad física después de tres o cuatro semanas de la operación.

Los oncólogos recomiendan que las pacientes que ya hayan pasado por este trance, consulten a su cirujano antes de comenzar un programa de ejercicio físico. Además, este debe ser controlado por expertos. Los drenajes y puntos deben haber sido retirados para poder volver a las rutinas deportivas.

González Cortijo, oncóloga, explica que: “normalmente se puede caminar a las tres o cuatro semanas de la cirugía. Para correr hay que esperar un mes y medio o dos. También depende de si la reconstrucción se ha hecho con prótesis o con tejido autólogo. Lo importante es hacer lo que diga el cirujano plástico”. Por tanto, si eres una apasionada de los maratones, el tiempo que se estima para que puedas lanzarte a la carrera es de ocho semanas aproximadamente. Asimismo, se recomienda que al principio se eviten los ejercicios de tipo aeróbico.

Deja un comentario