Cómo hacer cardio si tengo una casa pequeña

0

Cómo hacer cardio y mantenerte en forma sin salir de casa durante las semanas de confinamiento. El gimnasio se traslada a tu salón.

Seguramente estos días de cuarentena hayas mirado con resquemor a esos michelines que empiezan a asomar. Lo primero que tienes que hacer es no preocuparte ya que es normal que hayamos ganado algo de peso. Nuestras rutinas han cambiado: ya no tenemos el ajetreo del día a día, la rutina de ir y volver al trabajo, llevar a los niños al cole, el gimnasio, salir a andar… Cuando el estado de alerta pase y volvamos a nuestro ritmo habitual, el cuerpo lo notará.

No obstante, ¡no tenemos que renunciar a nuestra rutina de ejercicio! Es muy fácil estar activos y mantener a raya el peso sin movernos de casa. Sí, seguro que estás pensando en esos vídeos que has visto por internet. Son muchos los famosos que han compartido su rutina de ejercicios desde sus casas de ensueño. Lo más probable es que hayas imaginado cómo adaptar los ejercicios al hueco que normalmente tenemos en casa el común de los mortales.

Pero eso no es problema. A continuación te dejamos algunos ejercicios de cardio que puedes hacer independientemente del tamaño de tu hogar:

Ejercicios de cardio en una casa pequeña

  • Abdominales. Túmbate boca arriba con las rodillas flexionadas (si puede ser sobre una colchoneta o esterilla). Los talones deben estar cerca de los muslos. Apoya las manos sobre la cabeza, en la zona occipital. Acerca el abdomen a las rodillas sin levantar la espalda del suelo. Repite varias veces.
  • Burpees. Apoya las manos en el suelo. Tus pies deben encontrarse entre tus manos. A continuación, con un salto, impulsa tus pies hacia atrás y quédate en posición plancha. Una vez hecho eso, realiza una flexión teniendo la espalda recta. Después impulsa los pies hacia delante para volver a estar en la posición donde te encontrabas agachado. Salta con los brazos extendidos.
  • Correr en el sitio. Procura hacerlo elevando las rodillas hacia el pecho todo lo que puedas.
  • Salto con rodillas. Colócate con las piernas separadas, paralelas a los hombros. Mediante un salto eleva las piernas doblando las rodillas como si fuesen a tocar el pecho.
  • Mountain climbers. Boca abajo en el suelo y con los pies apoyados solo por las puntas, llevamos una rodilla hacia el pecho y luego la otra.

Deja un comentario