Burpee: el ejercicio completo para quemar y tonificar

0

Hablábamos en un post anterior sobre los abdominales y sus beneficios y hoy nos toca mencionar otra práctica cardiovascular muy beneficiosa para nuestra salud: los burpees.

Los burpees son uno de los ejercicios más completos que podemos incluir en nuestra rutina de deporte casera mientras dure la cuarentena. Nos ayudan a trabajar todo el cuerpo ya que mientras los realizamos se ponen en funcionamiento las extremidades superiores e inferiores, cuello, espalda y pectorales. Ejercitar estas zonas de forma constante nos ayuda a mantener una figura más atlética disminuyendo la grasa y resaltando los músculos.

¿Cómo se realizan?

Como siempre, y en cualquier tipo de ejercicio que hagamos, debemos prestar especial atención a la forma de realizarlos para evitar posibles lesiones.

  1. Lo primero que tenemos que hacer es permanecer de pie con los brazos unidos al tronco y las piernas juntas.
  2. Hacemos una sentadilla hasta tocar el suelo con ambas manos.
  3. Sin separar las manos del suelo, flexionamos las piernas hacia atrás quedándonos boca abajo estirados.
  4. Hacemos una flexión de pecho y traemos las rodillas hacia este.
  5. Cuando estemos en la posición del paso 4, damos un salto con toda la intensidad que podamos sin olvidar de elevar las rodillas hacia arriba.

Estos ejercicios pueden verse complementados con peso. Se puede añadir, por ejemplo, un saco cuyas medidas dependerán de nuestra capacidad física.

También se pueden incluir dominadas para conseguir tonificar nuestro cuerpo de manera más rápida y conseguir unos resultados óptimos de cara al verano.

Beneficios de hacer burpees

Pero, ¿qué ventajas nos proporcionan los burpees?

  • Disminuyen la grasa corporal. Son ejercicios muy intensos en los que se trabaja gran parte del cuerpo, por eso la frecuencia de la respiración aumenta y el metabolismo se acelera. Con ellos podemos llegar a adelgazar en torno a un 60% más que con las rutinas habituales.
  • Se trabajan diferentes partes del cuerpo a la vez.
  • Aumentamos la capacidad anaeróbica. La palabra anaeróbica procede del griego “αναερόβιος”, es decir, quedarse sin aire. Tiene lógica, puesto que al ser ejercicios muy intensos de corta duración, la capacidad pulmonar y cardiovascular mejoran.
  • Se trabajan resistencia y fuerza. Además, permite mejorar los reflejos y coordinación de los movimientos.

Deja un comentario