Nutrición deportiva: frutas y deporte

0
nutricion frutas y deporte

Da igual el deporte que realices, hagas lo que hagas, comer fruta debe ser una de tus prioridades. Running, spinning, trekking, zumba… la realización de cualquier deporte requiere tener en nuestro organismo una gran cantidad de vitaminas, así como hidratos de carbono y nutrientes esenciales. Estos se encargan de proporcionar una mayor energía, además de mantener el cuerpo hidratado debido a los altos niveles de agua que contienen. Por ello, vamos a ver algunos de los beneficios que aportarás a tu cuerpo si consumes fruta.

La alimentación es la clave para lograr un buen entrenamiento. La alimentación antes, durante o después del entrenamiento es esencial para lograr los mejores resultados posibles. La mezcla de una correcta alimentación con la práctica deportiva proporciona lo fundamental para encontrarnos sanos y fuertes.

Uno de los objetivos principales de un deportista es mantener el azúcar en sangre estable. Por ello, es muy importante controlar lo que comes y cuándo lo comes. Por ejemplo, comer fruta antes de realizar ejercicio aporta energía para conseguir los mejores resultados. Consumir fruta durante el ejercicio te permite reponer la energía que has consumido, así como elevar de nuevo un buen nivel de glucosa en la sangre. Por último, aquello que consumes tras la realización dele ejercicio es lo que te proporcionará una mejor recuperación y una disminución de la fatiga muscular.

Llevar una dieta equilibrada de frutas y verduras, así como consumir hidratos de carbono y proteínas se convierte en una cuestión fundamental. Es más, si sudas mucho, tienes un alto desgaste muscular o realizas un gran esfuerzo físico, es completamente necesario.

Cuáles son las frutas que mejor se adaptan al deporte

Existen algunas frutas que es mejor consumirlas antes de entrenar, otras mejor durante el entrenamiento y, por último, otras son mejores tras el esfuerzo físico. Por ello, antes del entrenamiento, comeer una manzana o una pera es una buena idea.

  • Tanto la manzana como la pera son frutas muy consumidas a lo largo del año. Son una buena fuente de fibra. Es decir, que estas frutas deben ser consumidas antes de realizar alguna actividad física o entre horas. Antes del entrenamiento también es muy positivo el consumo de frutos rojos, fresas y uvas. Contienen antioxidantes, buenísimos para combatir los radicales libres que se generan en nuestras articulaciones. Además, también los aportan vitaminas A, C y E.
  • Los cítricos, como el Kiwi, las mandarinas, la naranja o el pomelo tienen un alto contenido en vitamina C. Esta vitamina es realm ente antioxidante y actúa de forma directa en el sistema inmune. Además, favorece la tolerancia en el esfuerzo durante la actividad física gracias, sobre todo, a sus propiedades antioxidantes.

Entre las frutas que son muy recomendables de consumir durante la práctica deportiva destaca sobre todo una: el plátano. Esta futa contiene muchísimos minerales, como el potasio y el magnesio. Estos minerales ayudan a la transmisión neuromuscular. Además, también ayuda a crear el balance electrolítico, disminuyendo la sensación de fatiga, los calambres y los espasmos. También es una fruta que tiene un alto índice glucemico, por lo que ayuda a reponer energía de manera eficiente y muy rápida. La textura blanda del plátano y su facilidad de consumo hace que sean muchos los deportistas que las llevan a los eventos. Los azúcares principales de esta fruta son la fructosa y la glucosa.

Tras la realización del deporte, existen también  algunas frutas muy beneficiosas. Por ejemplo, el melón y la sandía. Estas son las mejores opciones para reponer la energía e hidratarse. Tras el ejercicio contiene más de un 70% de contenido en agua y electrolitos. La piña es otra gran opción tras la práctica deportiva. Tiene minerales como el potasio, el hierro y el calcio. Estas frutas, que contienen tanta agua, son esenciales para la rehidratación tras la actividad deportiva.

Deja un comentario