Reduce tripa y cintura con unos sencillos ejercicios

0
Reduce tripa y cintura con unos sencillos ejercicios

Parece que es llegar el verano y volver las preocupaciones sobre nuestro cuerpo. Las navidades y la semana santa son divertidas, pero también suponen comer más de lo normal. Lo recomendable es, una vez pasadas las Navidades, empezar a cuidarnos para el siguiente verano. Así que, si quieres llegar al verano del 2020 con el mejor estado físico que hayas tenido, en Práctica Vida te dejamos unos ejercicios con los que conseguirás reducir la cintura y la barriga. ¡Para que no te pille el toro!

En tres meses puedes conseguir un vientre plano y una buena cintura aplicando una dieta adecuada y una combinación de ejercicio aeróbico y ejercicios de fuerza. Tan solo tienes que realizar esta rutina de entrenamiento durante 3 días a la semana. El resto de días realizarás un descanso activo. La idea es disminuir la grasa a la vez que aumentamos el tono muscular. De esta forma, se consigue tener un vientre plano.

Cómo quemar calorías y tonificar a la vez

Deberás realizar 30 minutos de ejercicio cardiovascular. Para ello, puedes elegir entre correr, la bicicleta o la elíptica, y combinarlo con media hora de ejercicio de fuerza en la zona del abdomen y los grandes grupos musculares. En todas las sesiones de entrenamiento que realices, deberás incluir series de planchas y ejercicios de fuerza.

La idea es que a largo plazo estés trabajando toda la musculatura del abdomen, a la vez que aceleras el metabolismo y aumentas la quema de calorías y grasas. Sin embargo, es cierto que esto requiere de una gran fuerza de voluntad. Hay que ser constante para poder ver los resultados.

La plancha, el ejercicio por excelencia para reducir la tripa

Entre los ejercicios más efectivos para la quema de grasa focalizada en la zona abdominal se encuentra la plancha. Colocas tu cuerpo en posición horizontal con respecto al suelo. Apoyas los antebrazos y las puntas de los pies. Deberás mantener el cuerpo recto y activar fuertemente el abdomen, la zona lumbar, los glúteos y las piernas. Lo suyo sería aguantar un minuto en esta posición, descansar medio y volver a repetir. Cuanto más entrenes, más tiempo aguantarás en esa postura.

Además del ejercicio básico de la plancha, es posible realizar variaciones del mismo. Por ejemplo, si decides apoyar únicamente un brazo y una pierna y elevas los otros dos, poniéndote de lado, realizarás un trabajo intenso y centrado en los oblicuos. También puedes probar a apoyar solo un brazo y una pierna… La idea es ir variando para que el cuerpo no se acostumbre.

Otros ejercicios para tonificar el abdomen

Además de la clásica plancha, existen otros ejercicios que ayudan a tonificar el abdomen, aunque a priori pensemos que no tiene nada que ver.

Por ejemplo, las sentadillas. Se trata de un ejercicio de fuerza que requiere la utilización de un gran número de grupos musculares. Tienes que separar las piernas al ancho de los hombros e imitar el acto de sentarte. Baja el cuerpo con la espalda recta hasta que tu cuerpo forme un ángulo de 90 grados con las rodillas. Para aumentar la intensidad puedes mantener la postura durante 20 o 30 segundos o añadir peso sobre tus hombros. Además del abdomen, tonificarás las piernas y los glúteos.

Lounge o zancada. Este ejercicio se realiza desplazando una pierna hacia adelante hasta formar un ángulo de 90 grados con la rodilla a la vez que el cuerpo baja en vertical. Tras unos segundos, se vuelve a la posición inicial. Al igual que con las sentadillas, en este ejercicio también se implican los cuádriceps, glúteos y abdominales.

Peso muerto. Este trabajo es muy completo y ayuda con la musculatura del core o la zona central del cuerpo. Con las piernas abiertas al ancho de los hombros, deberás flexionar ligeramente las rodillas. Se realiza entonces una flexión de cadera o reverencia, llevando los brazos hasta el punto intermedio entre las rodillas y los tobillos. Recuerda que es esencial hacerlo con la espalda recta para evitar lesiones.

Escaladores. Se trata de una plancha dinámica. Te colocas en la misma posición de plancha. Una vez colocado, debes llevar las rodillas, de forma alterna, hacia el pecho. Deberás realizar este ejercicio durante 1 minuto.

Burpees. Este es uno de los ejercicios más completos e intensos. Debes colocarte de cuclillas con las manos en el suelo y la cabeza erguida. Desplaza entonces las piernas hacia atrás, con los pies juntos, y se realiza una flexión o fondo de pecho. Se recogen las piernas en la posición inicial, se da un salto con palmada. Este puede ser uno de los ejercicios más completos y cansados.

Lo adecuado es realizar un total de 3 series de 12 repeticiones cada una. Mete un descanso de 30 segundos entre cada serie para dejar que el cuerpo descanse un poco.

Deja un comentario