Cómo proteger las rodillas al correr

0
Proteger las rodillas al correr

Correr está muy de moda. Es un deporte divertido, que se puede realizar de forma individual o colectiva y que tiene grandes beneficios para la salud. Cada vez son más las personas que deciden sumarse a la moda del running pero, para hacerlo correctamente, es necesario proteger bien tus rodillas.

Si alguna vez has sufrido dolor de rodilla al correr, sabrás que es una sensación bastante molesta. Además, no debes pasarlo por alto, porque si las rodillas te fallan vas a tener que dejar de correr durante un tiempo. Por eso, lo más recomendable es proteger tus rodillas para al correr. Para protegerlas, puedes realizar una serie de ejercicios, de forma continua y no solo un día, además de cumplir con algunas pautas que te ayudan a no lesionarte.

Consejos para proteger las rodillas

Correr es un deporte muy bueno, pero al tratarse de un deporte de impacto,  nuestras rodillas se pueden ver afectadas. Por eso, te dejamos una serie de consejos para que puedas proteger tus rodillas.

  • Compra unas zapatillas de running adecuadas. Este es, sin duda, el primer paso que debes dar si quieres proteger tus rodillas a la hora de correr. Quizás pienses que es obvio, pero no todo el mundo lleva las zapatillas que necesita según su pisada. Además, las zapatillas de correr tienen unas características especiales. Deberás comprarte unas zapatillas más amortiguadas si tu peso es mayor. También deberás analizar de qué forma impactas en el suelo, así como la distancia y los ritmos. ¡Todo influye!
  • Intenta no abusar del asfalto. Si sales a correr con bastante frecuencia, es recomendable que evites correr todos ellos por asfalto. Puedes ir variando: césped, tierra, asfalto, tierra batida… Sabemos que es más complicado, pero de esta forma evitas el impacto excesivo que supone hacerlo en asfalto. Este impacto es negativo para las rodillas. El continuo impacto al correr en el asfalto es el resultado de multiplicar tu peso un par de veces. ¡Y eso va a tus rodillas! Correr por asfalto provoca problemas articulares.
  • Fortalece tu musculatura. Otra buena forma de amortiguar los impactos de tus articulaciones, en particular de las rodillas, es entrenar los músculos de la pierna. Intenta fortalecerlos todas las semanas. La idea es que los músculos sean lo suficientemente fuertes como para soportar los impactos. Presta especial atención a los cuádriceps, isquiotables y gemelos. Puedes hacer ejercicios con tu propio peso, como las sentadillas.
  • Aprende una técnica correcta. Tus rodillas no sufrirán igual si impactas en el suelo con el talón o si lo haces con la parte media del pie. Puedes proteger tus rodillas para correr mejor. El impacto del pie en el suelo se hace con la parte media del pie, de forma limpia y reactiva. El pie tiene que impactar debajo de tu cuerpo y no más adelantado.

Errores más comunes a la hora de correr

Aunque pueda parecer sencillo, correr requiere de técnica. Por eso, es recomendable que evites por completo impactar muy fuerte contra el suelo. El movimiento tiene que ser rápido y potente.

Deberás evitar pasar mucho tiempo en contacto con el suelo. También tendrás que evitar apoyar el impacto en el talón. De esta forma, solo estas perjudicando a tu rodilla. Por último, acuérdate de mantener los pies orientados al correr. Corre siempre con los pies apuntando en la dirección hacia la que te estás dirigiendo. Tus pies y rodillas deben estar en paralelo, apuntando hacia adelante. Así, ayudas a fortalecer tus aductores y alinear la pierna.

Deja un comentario