Qué son los músculos estabilizadores

0
músculos estabilizadores

Es probable que en más de una ocasión hayas escuchado el término ‘músculos estabilizadores’. Lo cierto es que es muy utilizado pero, ¿sabes qué significa? Hoy te contamos qué son los músculos estabilizadores y cómo puedes entrenarlos.

Los músculos estabilizadores son aquellos que te permiten tener una postura adecuada en el momento del entrenamiento. Si conseguimos tener estos músculos bien fuertes y entrenados, conseguiremos evitar posibles lesiones. Estos músculos también reciben el nombre de fijadores y lo recomendable es que estén bien trabajados y fuertes. Además, deberán permitirte la realización correcta de los movimientos.

Este grupo muscular es especial, ya que funcionan como fijadores o estabilizadores al realizar un ejercicio en concreto. Su misión es muy clara: sostener una parte del cuerpo en su lugar para que los demás músculos puedan trabajar correctamente.

Músculos estabilizadores, esenciales en el entrenamiento

Son muchos los músculos que pueden pasar a ser estabilizadores durante la realización de ciertos ejercicios. Por ejemplo, los hombros pueden actuar como fijadores cuando realizamos flexiones. Los abdominales lo son, por ejemplo, al correr.

Los músculos que más importancia tienen dentro de todos los estabilizadores son aquellos que se encuentran en la parte central del cuerpo. Esto se debe a que nos permiten realizar diferentes actividades diarias. Por ejemplo, la zona lumbar y la zona dorsal. Por ello, es necesario ejercitar absolutamente todo el cuerpo. Los músculos estabilizadores estabilizan, apoyan y ayudan a fijar. De esta forma, conseguimos que los movimientos que realizamos sean mucho más seguros y efectivos.

Son muchas las personas que al realizar un entrenamiento tienden a trabajar únicamente los músculos que están más a la vista. Esto suele responder más a una cuestión estética que de salud. Sin embargo, esto es un error que suele provocar desequilibrios musculares, lo cual afecta al entrenamiento y puede terminar ocasionando lesiones. Laa musculatura estabilizadora es incluso más importante que el resto de músculos. Esto es, precisamente por su función.

Funciones de la musculatura estabilizadora

Aunque existe musculatura estabilizadora en casi todas las localizaciones corporales, lo cierto es que hay tres zonas que son de gran importancia y son la cintura escapular, el core y la cadera. Estos suelen ser los puntos que pueden provocar errores en la postura durante la realización de un ejercicio, como es la plancha, el squat o simplemente al correr.

Los músculos estabilizadores están ahí para servir de apoyo para las demás estructuras corporales involucradas en nuestro ejercicio. Además, si no los potenciamos, acabamos utilizando músculos que no deberíamos en ejercicios que no son los suyos.

Ejercicios para activar los músculos estabilizadores

Muchos de los ejercicios que nos ayudan a activar estos músculos pueden ser un poco inestables. Por eso, puedes ayudarte de elementos necesarios para mejorar el equilibrio. En el momento en que empezamos a incluir estos músculos en nuestros ejercicios, empezarán a funcionar en otras tareas y posturas de la vida diaria.

Te dejamos una serie de ejercicios para entrenar estos músculos:

  • La plancha frontal. En este ejercicio entran en juego dos puntos clave. El primero es la cintura escapular. Tendrás que elevar la zona alta de la espalda para no dañarte la articulación del hombro. Pero si por algo es conocido este ejercicio es por entrenar la zona abdominal. Es esencial que el abdomen esté en funcionamiento para conseguir una alineación perfecta de la columna. Por lo tanto, estarán activos los músculos estabilizadores del core.
  • Otro ejercicio puede ser realizar equilibrios sobre un pie. Apoyados sobre el pie izquierdo, se eleva el brazo izquierdo y se extiende por encima de la cabeza. Simultáneamente deberás extender la pierna derecha hacia atrás, en diagonal al tronco.
  • Elevar la pelvis del suelo. Este ejercicio es importante para fortalecer los músculos estabilizadores de la cadera. Deberás tumbarte boca arriba y elevar la pelvis al cielo.

Deja un comentario