Practicar sexo para mejorar nuestra salud

1

El sexo no sirve únicamente para darnos placer y hacernos sentir bien, sino que también tiene grandes beneficios para nuestra salud. Nos protege de ciertas patologías como pueden ser las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis o la demencia.

El acto sexual libera en nuestro cuerpo una gran cantidad de hormonas relacionadas con el placer, la felicidad y el apego. Pero para llevar a cabo esta actividad, necesitamos poner en marcha varias funciones corporales. Son muchos los estudios científicos que han demostrado que mantener relaciones sexuales es muy beneficioso para nuestra salud, ya que nos protege de diversas enfermedades. Durante el tiempo que practicamos sexo, liberamos hormonas que nos ayudan a mejorar la concentración y el tiempo de reacción ante los estímulos. Podemos añadir algunos juguetes eróticos para potenciar la excitación.

Beneficios del sexo

  • Hace trabajar tu corazón. Expertos cardiólogos han calificado el acto sexual como un ejercicio cardiovascular de intensidad suave a moderada. Beneficia notablemente nuestro sistema como correr a un ritmo suave. Dependiendo del nivel de intensidad que alcancemos, tendremos mayores ritmos y mayor esfuerzo físico, lo que hace que nuestro corazón trabaje y se refuerce.
  • Protege la próstata y reduce el dolor crónico. Eyacular al menos 4 veces a la semana reduce el riesgo de padecer un cáncer prostático en un 33%. Según estudios científicos, esta es la razón por la que las personas que practican el celibato tienen más riesgo de contraer esta enfermedad. Además, practicar sexo puede reducir el dolor de cabeza o el dolor muscular. Es más, los efectos positivos del sexo en estos casos se empiezan a notar antes de llegar al orgasmo.
  • Disminuye el estrés. Las personas que practican sexo suelen enfrentarse mejor a situaciones en público o cuando tienen que realizar algún ejercicio verbal de mayor complejidad. El sexo requiere una actividad cerebral alta y compleja, lo que provoca que se estimulen algunos nervios que, fuera del acto, se encuentran sin actividad.
  • Refuerza tu sistema inmunológico. Aquellas personas que practican sexo de forma regular tienen un nivel de anticuerpos superior al 30%. Esto se debe a que esta práctica es muy similar a las realizadas en actividades anti-estrés, como pueden ser el ejercicio físico o la relajación con música. Además estimulamos la creación natural de algunas proteínas que se encargar de defender nuestro cuerpo de las infecciones.
  • Disminuye el riesgo de cáncer de mama. La estimulación y la excitación junto con el orgasmo hace que aumenten las llamadas “hormonas de la felicidad”. Dos de estas hormonas son la Oxitocina y la DHEA. Pueden ayudarte a mantener alejado el cáncer. Además, las mujeres que mantienen relaciones sexuales con mayor continuidad, tienen menos riesgo de padecer cáncer de mama.

Cómo potenciar los beneficios

El orgasmo es un extra añadido a todas estos beneficios. Durante el mismo, nuestro corazón puede llegar a alcanzar los 100 latidos por minuto. Lo que hace que los beneficios para nuestro corazón sean mayores. También incrementa la cantidad de células anti-patógemas. Esto provoca que nuestro cuerpo se encuentre más protegido de las infecciones, reforzando nuestro sistema inmunológico.

Podemos llegar con más facilidad al orgasmo añadiendo a nuestra vida sexual algunos juguetes eróticos.  No nos referimos únicamente a aquellos que sirven para la penetración, sino también aceites afrodisiacos, perfumes, inciensos o lencería para conseguir una mayor estimulación y llegar con mayor facilidad al orgasmo.

1 Comentario

  1. Muy buen artículo. Sexo y salud han de ir siempre de la mano. Para evitar la rutina se puede utilizar un gel lubricante para disfrutar al máximo de las relaciones sexuales.

Deja un comentario