Mitos de los alimentos

2

Parece un poco irreal que en una cadena de televisión pública se emita en horario de prime time un espacio en relación a nutrición, hasta aquí todo correcto y los nutricionistas un poco más felices de que se muestre educación nutricional desmintiendo o afirmando mitos sobre alimentación.

La situación cambia cuando vemos que no aparecen nutricionistas en todo el programa, cuando estamos formados suficientemente para dar respuesta a las preguntas que se proponían.

No obstante, algunos de los métodos que se usaron para corroborar o desmentir algún mito no tenían el rigor que esperábamos, ya que no se puede demostrar el efecto de la leche para dormir mejor basándose en una prueba que se hizo con una sola persona y en dos días únicamente, cuando se podía haber recurrido a estudios que verdaderamente pudiesen negar dicho mito.

chicote_mitos--560x420Por otra parte en algunos casos se pudieron generar erróneas conclusiones a los espectadores, por ejemplo, con el mito de que los alimentos light no engordan; demostrar esto pidiendo que tres personas ordenaran diversos platos en función de cuál tendría más o menos calorías, siendo unos light y otros platos como una ensalada César o un plato de callos, no es correcto ya que no es comparable entre ellos porque se estaban mostrando cantidades diferentes de alimentos cuando se deben comparar en relación a la misma cantidad el número de calorías que aportan cada uno de ellos.

Según el programa todos los alimentos light que mostraban (patatas, queso semicurado y muesli) son más calóricos que otros no light (ensalada César, callos, hamburguesa). Aunque después se diera una explicación de esto, lo primero que se muestra es una clasificación en función de las calorías.

Por esto, es muy posible que los mensajes que la gente pudo recibir no fueran totalmente acertados ni aclarados y cada uno extraiga las conclusiones que más le convengan, porque si según este programa un plato de callos es menos calórico que una ensalada César, todos sabremos que elegir al comer pese a que esto no sea cierto.texto-mito2

De otra manera, el mito “después de la leche, nada eches” tuvo una buena explicación, sin embargo el método usado de que bebieran un vaso de leche y después uno de zumo para mostrar si tenían algún síntoma tampoco resulta demasiado científico.

En general el programa fue correcto, pese a ciertos matices muy mejorables, y creo que hablo en boca de los compañeros de profesión cuando digo que sería más útil la presencia de un nutricionista en dicho programa aparte de que repasen los métodos “científicos” que usan al demostrar o no algunos mitos.

Cristina Blazquez

Graduada en Nutrición Humana y Dietética. Postgrado en Nutrición Clínica y Ciencia Avanzada de los Alimentos. Nutrición, Salud y Actividad Física: siempre de la mano. ¡Si quieres, puedes!

2 Comentarios

  1. Está genial este programa. Descubres cosas realmente interesantes que te ayudarán a comer mejor y no cometer errores.

Deja un comentario