Operación Bikini 2015. Parte I

0

Acabamos de estrenar la primavera, y con ella comienza para muchos la “Operación Verano”, si es tu caso, toma buena nota porque este artículo puede ayudarte a conseguir tus objetivos.

Antes de comenzar, decir que un estilo de vida saludable debe permanecer en el tiempo. Es erróneo pensar que lo que no se ha hecho durante todo el año se va a conseguir en dos o tres meses de entrenamientos y dietas de extremado déficit calórico que bien podrían afectar a nuestra salud. Hacer deporte y llevar una dieta acorde a nuestros objetivos durante todo el año es lo más saludable y efectivo. Una vez dicho ésto, ¡Empecemos!

¿Perder peso o perder Grasa?

Aún hay mucha gente que se obsesiona con perder peso, se suben a diario a la báscula esperando que de un día para otro haya bajado drásticamente su peso sin importar de dónde venga esa pérdida. Dicho peso puede venir de distintas partes de nuestro cuerpo, tales como grasa, líquidos o incluso masa muscular, siendo ésta última la que deberíamos conservar a toda costa porque entre otros motivos, nos ayudará a quemar más calorías a lo largo del día.

Sabiendo ésto, deberíamos centrarnos en la pérdida de grasa (y líquidos si tuviéramos una retención importante).

Las básculas tradicionales sólo te darán una cifra, y salvo en casos de altos porcentajes de grasa corporal, de poca ayuda nos servirá. Por otro lado están las básculas de impedancia, donde además de nuestro peso, nos muestra el porcentaje de grasa, índice de masa… etc. Éstas últimas podrían ayudarnos mucho más para controlar los avances que vayamos consiguiendo, pero recordad que sus datos no son 100% fiables, son aproximados pero útiles. Existen métodos más precisos como la medición de pecho, cintura y muslos o de forma más exacta y profesional, el plicómetro.

Herramientas para la quema de grasa

1. Ejercicio Cardiovascular

Dentro de este apartado debemos distinguir dos tipos, los denominados LISS y HIIT.

hiitliss

LISS (Low Intensity Steady State):

El “LISS” es el ejercicio que se realiza a baja intensidad pero en sesiones de larga duración. Éste tipo de entrenamiento como puede ser andar, carrera a un trote suave o un paseo en bicicleta. Por su intensidad y duración, el LISS consigue que un gran porcentaje de kcal. quemadas vengan directamente de la grasa acumulada.

HITT (High Intensity Interval Training)

El “HIIT” no es otro que ejercicios de alta intensidad intercalado con descansos, ya sean activos (sin dejar de realizar el ejercicio pero a muy baja intensidad) o pasivos (sin movimiento). Este tipo de entrenamiento se realiza en sesiones de corta duración. Aquí puedes saber más sobre el HIIT.

2. Entrenamiento con cargas

Éste puede ser sin duda el más olvidado por la mayoría, siendo sin embargo el que más nos ayudará en nuestro empeño por mantener la masa muscular y por lo tanto una gran ayuda a la quema de grasa.

3. Alimentación

Sin duda la más odiada e infravalorada. Todos tenemos a nuestro alrededor algún compañero, amigo o familiar que cuando dicen de “Ponerse a Régimen” pasan de comer de todo a apenas comer básicamente verduras, pasando un hambre atroz y consiguiendo perder grandes cantidades de peso en poco tiempo a costa de dañar su organismo. Este tipo de “Dietas Milagro” contribuyen a un desorden hormonal y al tan conocido “Efecto Rebote” que hará que no sólo se recupere rápidamente el peso perdido, si no que además, se gane aún más.

4. Suplementos para quemar Grasa

quemagrasasExiste un amplísimo mercado de suplementos para quemar grasa, algunos vendidos como los el mismísimo santo grial anti michelines, pero no nos volvamos locos, la suplementación no deja de ser éso, un suplemento y por lo tanto es una mera ayuda. Aléjate de productos milagrosos. La mayoría de los “Quema Grasas” están hechos a base de productos estimulantes que básicamente ayudan a elevar nuestro ritmo cardiaco y a otros componentes diuréticos que ayudan a eliminar líquidos. Ambas cosas se pueden lograr perfectamente a través de la dieta y ejercicio.

Plan a seguir para Quemar Grasa

Vistas las distintas herramientas que tenemos a nuestro alcance, ¿Por qué no usarlas todas? Hay personas que sólo usan horas de ejercicio cardiovascular o una mera dieta “milagro” cuando la cantidad de grasa que se elimina uniéndolas todas es mucho mayor.

En este artículo vamos a usar 3 de las 4 herramientas que he expuesto, dejando los suplementos quema grasa a un lado, ya que a través de los anteriores podemos conseguir los mismos resultados. Así pues, en la siguiente parte veremos como combinar el entrenamiento con cargas, con el ejercicio cardiovascular y una dieta acorde a nuestro objetivo.

Deja un comentario