Dieta Dukan; ¿milagro o fraude?

0

La dieta Dukan es uno de los planes dietéticos más populares en todo el mundo, entrando dentro de las “dietas milagro”. Esta dieta fue creada por el nutricionista y dietista francés, Pierre Dukan cuya dieta se ha promocionado durante más de 30 años adquiriendo una masiva atracción de la población a la misma en los inicios del siglo 21 y esto ha sido por la velocidad a la que la población que era expuesta a la misma conseguía adelgazar. Se trata, ni más ni menos, de un régimen hipocalórico hiperproteico, es decir, implica el consumo de grandes cantidades de proteínas que se encuentran presentes en las carnes, el pescado, claras de huevo… al mismo tiempo que introduce pequeñas cantidades de fracción hidrocarbonada, en forma de salvado de avena para poder administrar una ración de fibra diaria.

Esta dieta se encuentra divida en cuatro fases marcadas:

  1. Fase de ataque: esta fase se basa en el consumo exclusivo de alimentos de naturaleza proteica. Es una fase de pérdida de peso rápida y resulta muy motivadora. No obstante no nos dejemos engañar, recordad que cuando sometemos a nuestro cuerpo a estrictas dietas sufre una importante pérdida de agua, por lo que es algo que siempre tendremos que adelgazar. ¿Por qué las proteínas y no otro macronutriente? Esto es de respuesta sencilla y es que las proteínas tienen un importante efecto saciante ya que ralentizan el vaciado gástrico. Por otra parte las proteínas son los macronutrientes más termogénicos, es decir, los que más energía consumen en sus reacciones metabólicas para generar calor. Esta fase es clave y facilita una rápida perdida de peso.
  2. Fase crucero: en esta segunda etapa de la dieta, se alternaran días de consumo de alimentos ricos en proteínas junto a verduras, con días de proteína pura que encontramos en la fase anterior. Esto puede distribuirse de distintas maneras, pero el objetivo será introduciendo poco a poco las verduras recomendadas. En esta fase la pérdida de peso será más gradual puesto que su objetivo principal es evitar el estancamiento en un mismo peso.
  3. Fase de consolidación: en esta fase consiste en ir introduciendo de manera paulatina los alimentos que consumíamos anteriormente con mucha moderación, de esta manera evitaremos el efecto rebote o yo-yó en la que los individuos vuelven a recuperar el peso perdido. Se establecerán las denominadas “comidas de gala” en las que el individuo podrá consumir el plato que el desee sin opción a repetir, gracias a esta comida el organismo no tenderá a generar reservas para evitar mayor pérdida de peso. En esta etapa la pérdida de peso se dará de forma aún más gradual, ya que el objetivo principal trata de ajustar el peso justo cada semana.
  4. Fase de estabilización: que se basa en el seguimiento de tres reglas sencillas que el individuo deberá seguir de por vida; un día de proteína pura a la semana, pasear 20 minutos al día acompañado de un rechazo a los ascensores y consumir 3 cucharadas soperas de salvado de avena. A partir de esta etapa el individuo, cumpliendo las reglas anteriormente establecidas, podrá volver a alimentarse como una persona con normopeso.

Existen una serie de listas que nos indican los alimentos que son parcial y totalmente permitidos en cada una de las fases de esta dieta.

Ahora bien, esta dieta nos confirma que se está realizando una pérdida de peso a unas velocidades vertiginosas. ¿Demasiado bueno para ser verdad? Permitidme barajar ventajas e inconvenientes:

Ventajas:

  • Al ser una dieta hipocalórica e hiperproteica resulta muy útil para generar un fuerte impacto en el organismo, y que las personas que desean perder muchos kilos consigan deshacerse de ellos rápidamente. Esto es por los dos motivos comentados anteriormente en el apartado “fase de ataque”.
  • No limita la cantidad de alimentos autorizados que podemos consumir, por lo que…¡barra libre! Así se reduce de forma considerable el hambre y cualquier tipo de ansiedad por comer que sucede en dietas hipocalóricas. Esto es además, porque las proteínas son realmente saciantes.
  • El libro comercializado por el autor explica las bases y fundamentos de la dieta de forma clara y sencilla, sin dar uso de demasiados tecnicismos. De esta manera personas que no tienen conocimientos de nutrición pueden entenderlo perfectamente.
  • Con la introducción de estas dos últimas fases se consigue estabilizar el peso deseado y su mantenimiento evitando el efecto rebote y recuperación del peso perdido.
  • Promueve que se realice actividad física puesto que si una persona lo que desea es perder peso debe evitar el sedentarismo e intentar modificar los hábitos de vida, orientándolos a una forma de vida saludable y longeva. Además, realizando ejercicio, se reduce la pérdida de masa magra o muscular que se puede dar en las dos primeras fases.

Inconvenientes:

  • Comencemos con los efectos secundarios que trae consigo la dieta, que el propio Dukan admite; el estreñimiento, fuerte deshidratación, mal alimento, sequedad de boca y fatiga. Esto puede resultar bastante peligroso en individuos con incontinencia fecal.
  • No es una dieta equilibrada desde un punto de vista nutricional: resulta altamente restrictiva con respecto a nutrientes, ya que sobretodo al principio, el individuo se alimenta únicamente de alimentos ricos en proteínas. Digo ricos en proteínas porque no existen alimentos que contengan exclusivamente proteínas, ya que estos llevan fracción hidrocarbonada y de grasa, aunque sea en proporciones menores. Solamente podríamos conseguir esto con sueros proteicos. Los individuos no llegan a las ingestas recomendadas ni a los objetivos nutricionales establecidos, pudiendo haber importantes riesgos para la salud.
  • La restricción de frutas hace que haya importantes deficiencias a nivel de vitaminas y minerales, lo que puede dar sensación de cansancio, fatiga y mareo.
  • La fase ataque no debe seguirse por más de una semana ya que causaría hiperuricemia, aumento en las concentraciones de ácido úrico en plasma que puede desencadenar efectos en el organismo tales como: cetosis, alteraciones hepáticas y renales, riesgo de gota, desajuste hormonal, osteoporosis…
  • Fatiga y disminución de gasto energético. Esto resulta como consecuencia del recorte tan extremo de hidratos de carbono ya que los músculos sufren una disminución de su resistencia frente al ejercicio o esfuerzo físico.
  • Estamos disminuyendo nuestra tasa metabólica basal por una pérdida de masa muscular (principal maquinaria metabólica junto al hígado), por la restricción de hidratos de carbono, que son imprescindibles para el crecimiento y mantenimiento del mismo. Esta pérdida de masa magra se verá acentuada por el incremento de cuerpos cetónicos.

Conclusión: considero que esta dieta es un fraude ya que carece de fundamento científico y en ella figuran datos que no se encuentran apoyados ni sustentados por ningún tipo de entidad sanitaria. Pertenece al grupo de dietas milagro, que ofrecen perdidas rápidas y eficaces de peso, auto-proclamándose como dietas mágicas cuando realmente no lo son.

Por otra parte ofrece la panacea para conseguir una pérdida de peso añadiendo el mantenimiento del mismo…pero al mismo tiempo presenta numerosos efectos secundarios y repercusiones sobre el organismo, desde estreñimiento a desencadenar importantes enfermedades tales como cálculos e insuficiencia renal, osteoporosis, enfermedad cardiovascular, gota…

Si echamos la vista atrás podemos comprobar que periódicamente van apareciendo en el mercado nuevas dietas de adelgazamiento, difundidas a través de programas de televisión, revistas de moda y de alimentación en las que prometen y osan asegurar pérdidas de peso casi inmediatas con resultados impresionantes teniendo como principal objetivo el beneficio económico más que por el real interés para promover una alimentación y hábitos de vida equilibrados y saludables. Por lo que os recomiendo encarecidamente extremo cuidado con los datos que son difundidos por los distintos medios de comunicación, que en su mayoría resultan fraudulentos y extremadamente perjudiciales para la salud.

Referencias bibliográficas:

  1. Aranceta Bartrna J y Serra Majem L (2006) El peso y la obesidad como problema de salud publica. En: Nutrición y Salud pública. Métodos, bases científicas y aplicaciones. 2ª edición. Elservier-Masson, Barcelona, pp.358-368
  2. Francisco J Sanchez-Muniz y Bernabé Sanz Pérez- Catedrático del Departamento de Nutrición y Bromatología I, Facultad de Farmacia. Universidad Complutense de Madrid. Académico de número de la RANF. Caedrático emérito de la Facultad de Veterinaria. Universidad Complutense de Madrid. Académico de número en la RANF.
  3. Agencia Española de Seguridad Española y Nutrición (AESAN). Ministerio de Sanidad y Consumo (2013). Dietas milagro para adelgazar sin fundamento científico y con riesgo para la salud. At: http://www.aesan.msc.es/AESAN/web/destacadis/dietas_milagro.shtml.
  4. Dukan P (2010) No consigo adelgazar. El método para perder peso sin recuperarlo. RBA libros, S.A., Barcelona.
  5. Dukan P(2011) El método Dukan ilustrado: Cómo adelgazar rápidamente y para siempre. Editorial Círculo de Lectores. Licencia de Editorial Flammarion. Barcelona.
  6. Jover E (2000). Factores de riesgo cardiovascular en la infancia y adolescencia. En enfermedades cardiovasculares. Nutrición, Genética y Epidemiología (oya M de Garcés C, eds.). Fundación Jiménez Díaz. DOMYMA. Madrid, pp.5-28
  7. European Food Safety Authority (2010) Scientific Opinion on the substantiation of health claims related to protein and increase in satiety leading to a reduction in energy intake (ID 414, 616, 730), contribution to the maintenance or achievement of a normal body weight (ID 414, 616, 730), Maintenance of normal bone (ID 416) and growth or maintenance of muscle mass (ID 415, 417, 593, 594, 595, 715) pursuant to Article 13(1) of Regulation (EC) no 1924/2006. EFSA Journal, 8, 1811.
  8. British Dietetic Association, The (2011) Top 5 Worst Celebrity Diets to Avoid in 2011. En linea: www.bda.uk.com(news/101214weirddiets.htm
  9. Association Francause des Diététiciens et Nutritionnistes. Regimes alimentaires: gardons les pieds sur terre! En línea: http://afdn.org/fileadmin/pdf/101201-regimes_alimentares.pdf
  10. Profesor Sanchez Muniz FJ, Bocanegra A, Benedía J y Bastida S. (2013). Algae and cardiovascular health. En funtional ingredientes from algae for foods and nutraceuticals (Domínguez H., ed). Woodhead Publishing Series in Food Science, Technology and Nutrition No. 256. Woodhead Publishin Ltd., Oxford, pp. 369-415.
  11. Ministerio de Sanidad y Consumo (2011) Estrategia para la nutrición, actividad física, prevención de la obesidad (NAOS). Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo: http://www.naos.aesan.msps.es/naos/investigación/aladino
María Casas

Estudiante de 4º curso de Farmacia en la Universidad Complutense de Madrid al mismo tiempo que estudio Nutrición y Dietética.
Asesora nutricional y deportiva. Autora del blog Nutripharmacy

Deja un comentario