Adelgazar y ejercicio físico: ¿cómo mantener la motivación?

0

Todos sabemos que adelgazar no es fácil. Tienes que entrenar duro, empezar a comer bien, cambiar algunos hábitos de tu vida, etc. La mayoría de las veces, estos cambios son muy difíciles de asimilar, y por eso hoy te brindo unos pequeños consejos para no tirar la toalla, para no rendirte en tu objetivo y para que aprendas a disfrutar del deporte.

¿Debes contárselo a los demás?

Sí. Habrá un pequeño porcentaje de personas que te dirán que lo dejes, que no continúes. Aléjate de ellos, huye. El resto te animarán y te dirán que estás haciendo bien. Sobre todo cuando empiezas a perder tus primero kilos, ya que te lo comentarán y eso siempre es un factor positivo para la autoestima y la mente.

Además, te motivarán y te controlarán (según la persona) y te dirán si te has equivocado para no cometer el mismo error.

Otro factor importante de contárselo a la gente. es que implicará que tú mismo pienses que debes alcanzar dicho objetivo para mostrarles que puedes y debes mejorar tu aspecto físico y tu salud. Más o menos, digamos que es un reto que tienes que cumplir para que luego, por ejemplo, no piensen lo contrario.

En definitiva, es importante que la gente más cercana a ti sepa que te estás proponiendo el objetivo de adelgazar, es un factor muy positivo para ti.

¿No tienes tiempo para realizar deporte?

imagen18Es la típica excusa que se repite millones de veces. “Quiero ver la televisión, mañana haré lo que me toca hoy y lo de mañana”. No es buena idea. Si eres de ese tipo de personas que dejan un entrenamiento sin hacer para después tirarse 1 hora más en el gimnasio al día siguiente y hacer ambos entrenamientos en un mismo día, déjame decirte que no es lo correcto.

Haz lo que te toque hoy y ponte a ver luego la televisión. Mañana volverás a entrenar y tendrás más tiempo para hacer después muchas más cosas. Si lo haces al revés claro que podrás ver la tele, pero ¿y al día siguiente? Ocuparás tiempo en el gimnasio que podrías haber aprovechado el día anterior, lo cual es peor para ti si buscas tiempo de ocio después de entrenar.

“Tengo que trabajar”. “Tengo que hacer muchos recados”. “No puedo, voy al cine”. Mi consejo: combina todo esto con actividad física. Estás excusas no valen nada. Siempre tienes 30 minutos o 1 hora para salir a correr o ir al gimnasio.

Como alternativa, en vez de ir al cine con tu pareja, proponla salir a correr juntos un día. En vez de ir al trabajo en coche (si no está muy, muy, muy lejos) ve andando o en bicicleta. Saca la imaginación de deportista que llevas dentro.

¿Te aburres haciendo ejercicio?

Introduce variedad. Realiza distintos deportes. No te centres solo en el trabajo con pesas o salir a correr. Existen un montón de clases (body combatzumba…) que te ayudarán a perder peso y otras tantas disciplinas deportivas que son accesibles para la mayoría de personas (baloncestonatacióntenis…).

Introduce nuevas formas de entrenar. Por ejemplo: si normalmente sales a correr 30 minutos, cámbialo. Corre 15 minutos a un ritmo suave y otros 15 a un ritmo más intenso. Otro ejemplo: mete sprints de 10 segundos en tu carrera cada 5 minutos.

Un ejemplo para el gimnasio: realiza un par de días o una semana, rutinas de entrenamiento con los ejercicios que más te gusten. De este modo harás más ameno tu entrenamiento y te hará querer seguir probando nuevos ejercicios y/o planes de entrenamiento las siguiente semanas.

8563_10151644429117558_383817797_n

Javier Sánchez

Estudiante. Una de mis mayores pasiones es la de disfrutar de una vida llena de deporte y de salud. Curioso por el ser humano, la motivación y la superación personal, intentaré aportar todo tipo de información sobre deporte y nutrición.

Deja un comentario