Clase colectiva de Step. Beneficios

0

Nació en los años 90 de mano de la monitora de aerobic, Gin Miller, que para rehabilitarse de una lesión en la rodilla, tenía que hacer ejercicios subiendo y bajando un escalón. Así, descubrió que combinándolo con música y coreografías se conseguía realizar un intenso trabajo cardiovascular, también con beneficios musculares.

El mayor beneficio de las sesiones de step es su gran trabajo aeróbico y cardiovascular: una hora de clase sin dejar de moverte, subiendo y bajando un escalón, y generalmente siguiendo una música con un bpm muy elevado.

La tonificación del tren inferior es otro de los beneficios de la clase de step. El tren superior también trabaja, ya que se suelen incluir movimientos de brazos, aunque siempre en menor medida.

El core se trabaja intensamente en la clase de step: como ya explicamos en este post, nuestra zona core es la responsable de la estabilidad de nuestro cuerpo.

El step es una clase con la que podemos mejorar notablemente nuestra coordinación y nuestra memoria. La coreografía está basada en “ochos” o movimientos divididos en ocho pulsos que se enlazan entre sí, y debemos memorizar. El trabajo de coordinación es vital para poder seguir el ritmo de la clase.

 

Resumen de sus beneficios

  • Mejora el rendimiento cardiovascular y la capacidad de absorción de oxígeno.
  • Consume un elevado número de calorías, por lo que resulta muy útil para reducir el volumen de grasa.
  • Tonifica considerablemente glúteos, piernas y caderas.
  • Mejora la fuerza del cuerpo, especialmente de los músculos inferiores, así como la resistencia.
  • Mejoran la capacidad de coordinación, algo muy beneficioso en personas mayores.
  • Como todos los deportes, ayuda a eliminar el estrés cotidiano y a sentirse mejor con uno mismo.
  • Las coreografías permiten hacer ejercicio de una manera divertida y estimulante.
  • Se mejora la flexibilidad de los músculos.

Recomendaciones

Antes de empezar a practicar Step hay un conjunto de directrices básicas que debes conocer para asegurar una buena ejecución y reducir el riesgo de lesiones:

  • Subir al step apoyando toda la planta del pie y colocándolo siempre en el centro de la plataforma sin que sobresalga por ninguno de sus lados.
  • Mantener el cuerpo alineado con los hombros hacia atrás.
  • No te eches hacia delante desde las caderas. Impulsa el movimiento con todo el cuerpo.
  • No contraigas las piernas ni bloquees las rodillas. Manten las piernas semiflexionadas y a punto para la reacción.

La práctica de este deporte implica un cierto tiempo de adaptación para familiarizarse con el step y sus posibilidades aeróbicas. ¡No desanimes! Poco a poco irás mejorando. En caso de padecer algún tipo de lesión en la rodilla, puede que esta clase no sea muy recomendada.

Javier Llorente

Amante del fitness y el deporte.

Deja un comentario