Foam Roller (Estiramientos y entrenamiento funcional)

0

El Foam Roller es un rodillo que está conformado con espuma de embalaje de alta densidad, de superficie suave y peso liviano. Puede ser utilizado para el entrenamiento del equilibrio, estiramiento de la musculatura, liberación de la tensión en grupos musculares, técnicas de automasaje y rehabilitación, soporte del cuerpo y variadas posturas de estabilidad. Trabajo Funcional Foam_Roller_Exercises2El trabajo con el Foam Roller puede fortalecer de muchas maneras el core o núcleo del cuerpo, ya que al proporcionar una superficie inestable logra potenciar al máximo la musculatura, logrando que los ejercicios de estabilización y equilibrio sean los protagonistas durante la práctica. La inestabilidad sobre el rodillo es la clave para que las posturas aumenten su intensidad y complejidad alineando correctamente la columna vertebral, fortaleciendo la musculatura del centro y la espalda y como consecuencia mejorando enormemente la postura corporal.

  • Control, estabilización y equilibrio: Al ser una superficie inestable se incrementa el trabajo de la musculatura profunda de sostén de la columna. Hay una mayor conciencia de la propioceptibidad.
  • Flexibilización y amplitud de movimientos: Dado que es una superficie elevada nos ayuda a movilizar zonas específicas de nuestro cuerpo (especialmente segmentos de la columna) logrando así mayor rango de movimiento y flexibilización de esta área.

Estiramiento y masajes musculares El rodillo de espuma no sólo extiende los músculos y los tendones, también los tejidos blandos. Mediante el uso de su propio peso corporal y Foam Roller puede realizar un auto-masaje miofascial, romper los “puntos gatillo”, y calmar la fascia al tiempo que aumenta el flujo sanguíneo y la circulación de los tejidos blandos. ¿Cómo funciona? La fascia superficial es un tejido blando conectivo situado justo debajo de la piel. Envuelve y conecta los músculos, huesos, nervios y vasos sanguíneos del cuerpo. Juntos, los músculos y la fascia forman lo que se llama el sistema miofascial. Por diversas razones, incluyendo la falta de uso o lesiones, la fascia y el tejido muscular subyacente pueden quedar pegados entre sí. Esto se traduce en un movimiento muscular restringido. También causa dolor y la reducción de la flexibilidad o amplitud de movimiento. La liberación miofascial es una técnica de trabajo corporal en el que un fisioterapeuta utiliza una presión suave y constante en los tejidos blandos, mientras aplica la tracción a la fascia. Esta técnica produce el ablandamiento y alargamiento de la fascia y rompe el tejido cicatricial o las adherencias entre la piel, los músculos y los huesos. La liberación miofascial también sirve para aliviar diferentes dolores musculares y articulares, como el síndrome de banda iliotibial y calambres en las piernas, así como la mejora de la flexibilidad y rango de movimiento. r1 Técnica Básicamente se trata de hacer rodar el cuerpo sobre el rodillo. Los músculos que necesitan ser trabajados quedarán “atrapados” por la presión entre el peso corporal y el rodillo. Hemos de rodar a un ritmo lento y detenernos en los puntos “claves” donde sentimos un dolor más intenso. Una vez que el dolor en esos puntos disminuya, pasamos a trabajar otras áreas. Una técnica muy conveniente es comenzar trabajando por las zonas cercanas al centro del cuerpo para luego ir alejándonos. Por ejemplo en lugar de dar pasadas largas por todo el muslo, trabajar con pasadas cortas primero la parte alta y luego movernos hasta la zona más cercana a las rodillas. La tensión suele ser más fuerte en las porciones de músculo que están cerca de las articulaciones distales, así que si liberamos primero la tensión de la parte alta ya tenemos eso ganado y aliviaremos un poco la tensión de la zona más distante. Más adelante publicaremos diferentes ejercicios de estiramiento y masaje miofascial para los diferentes grupos musculares.

Javier Llorente

Amante del fitness y el deporte.

Deja un comentario