Cómo puedo tonificar las piernas

0

Una de las partes del cuerpo más complicadas de tonificar para las mujeres son las piernas. Pero que sea difícil no quiere decir que sea imposible. Existe una serie de ejercicios que podemos realizar para conseguir unos buenos resultados. Dedicando algo de tiempo durante la semana, y con la fuerza de voluntad necesaria, en poco tiempo estarás luciendo unas piernas fuertes y tonificadas.

Muchas veces nos centramos en la necesidad de quemar grasa, aunque es posible que no sepas que creando músculo ayudas precisamente a la quema de la misma. La mejor forma de quemar grasa es creando más masa muscular. Nuestro cuerpo necesita energía a la hora de levantar peso, por lo que se sirve de las calorías para conseguirlo. Es decir, que cuanta más masa muscular crees, menos grasa tendrás en tu organismo.

La mejor forma de conseguir unas piernas bonitas y tonificadas es realizando una rutina deportiva que combine ejercicios cardiovasculares (correr, elíptica, bicicleta…) con ejercicios de fuerza. ¡Vamos a ver qué ejercicios pueden ayudarte!

Ejercicios para tonificar las piernas

Seguro que piensas que si no vas al gimnasio no puedes realizar ejercicios de musculación. Sin embargo, estás muy equivocada. Existen un montón de ejercicios que puedes realizar en tu casa y con los que conseguirás tonificar las piernas y los glúteos. Algunos de los más recomendados son los siguientes:

  • Sentadillas. Uno de los ejercicios más completos a la hora de tonificar las piernas son las sentadillas en todas sus variantes: sentadillas clásicas, elevando una pierna, sentadillas sumo, sentadillas con salto…. Haz tres series de 12 repeticiones cada una. Es un ejercicio que ayuda a quemar grasa, a la vez que fortalece los glúteos y las piernas.
  • Elevaciones. Este tipo de ejercicio ayuda a tonificar tanto la parte delantera como la trasera de los muslos. Consiste en subir y bajar las escaleras, pero de uno en uno. Es decir, primero subes el pie derecho, luego el izquierdo, bajas primero el derecho y luego el izquierdo. Rápidamente empezarás a notas los resultados. La espalda debe estar bien resta y los músculos del abdomen contraídos (verás como también te ayuda a tonificar los abdominales).
  • El puente. Una buena forma de terminar con la rutina es realizando el puente. En un sencillo movimiento podrás tonificar los glúteos, los muslos y el abdomen. Lo único que tienes que hacer es tumbarte en el suelo y elevar la pelvis mientras contras el vientre y las caderas, haciendo resistencia en las piernas. Una vez hayas cogido el truco a este movimiento, puedes incorporar peso.

Con estos ejercicios, realizándolos tres días por semana, conseguirás grandes resultados en poco tiempo. ¡No te desanimes!

Miguel Fernández

Programador informático. Amante del fitness.

Deja un comentario