Cómo empezar a hacer ejercicio partiendo desde cero

0

Realizar deporte de forma habitual es la mejor forma de llevar un ritmo de vida saludable. Eso sí, llegar a tener una rutina de ejercicio puede resultar un poco pesado al principio. La falta de motivación, las agujetas o el aburrimiento son algunas de las excusas que ponemos para no seguir trabajando día a día. Por eso, vamos a darte una serie de consejos para que puedas coger rutina deportiva y disfrutar al máximo.

Trucos para conseguir rutina partiendo desde cero

Todos hemos tenido que empezar en alguna ocasión y sí, a todos nos cuesta al principio. Muchas veces encuentras excusas o cosas mejores que hacer. Sin embargo, llevar un ritmo de vida saludable implica tener una rutina deportiva. Por eso, vamos a darte algunas pautas que te ayudarán a empezar desde cero y no querer abandonar.

  • Lo primero que debes hacer es marcarte retos reales. Fíjate un objetivo. Es mucho más sencillo realizar deporte si tenemos algo en mente: entrar en unos pantalones, reducir el tamaño de alguna zona de nuestro cuerpo (aumentarlo), mejorar la capacidad pulmonar, adelgazar, echar más músculo… Si tienes un objetivo marcado, tendrás muchas más ganas de realizar ejercicio. Eso sí, ten en cuenta que no es algo instantáneo y que los resultados se ven a largo plazo y con constancia.
  • Empieza poco a poco y con ejercicios fáciles. Si no tienes experiencia o rutina, lo más seguro es que si haces un ejercicio demasiado brusco lo pases mal. Por eso, es muy importante saber cuáles son tus capacidades e ir aumentando éstas según vas teniendo más hábito. Ir poco a poco es el mejor modo para seguir disfrutando. Si el primer día haces más de lo que tu cuerpo puede soportar, seguramente no quieras volver.
  • Ponte un recordatorio. Parece una tontería, pero muchas veces no salimos a correr, ir al gimnasio o con la bici porque “se nos olvida”. Por eso, puedes utilizar cualquier método que te sirva para recordar que es la hora del ejercicio.
  • Descárgate una aplicación que te ayude. Existen numerosas aplicaciones que te ayudarán a controlar tu peso, si has aumentado tu masa corporal, si tienes más resistencia… Parece una tontería, pero ver cómo vas avanzando hará que no quieras dejarlo.
  • Recompénsate. Muchas veces pensamos que las recompensas son siempre cosas nocivas, pero podemos encontrar recompensas saludables. Piensa que la recompensa es únicamente una cuestión psicológica. Te ayudará a que tengas ganas de realizar deporte (o que no te cueste). Una vez tengas la rutina en tu cuerpo, no será necesario que sigas con estas recompensas. El ejercicio en sí mismo será toda la recompensa que necesitas.

Con estos sencillos pasos, verás cómo es mucho más sencillo coger una rutina de deporte. Te sentirás mucho mejor y, poco a poco, también te irás viendo mucho mejor.

Javier Llorente

Amante del fitness y el deporte.

Deja un comentario