La magia de las cuerdas en gimnasia rítmica

0

La gimnasia rítmica es un deporte que empezó a considerarse como tal a partir de 1984, cuando fue incorporado como deporte olímpico. Esta disciplina requiere muchísimo esfuerzo y una gran complexión física. Es un deporte lleno de belleza pero también de compenetración por parte del grupo, además de un gran trabajo muscular.

Suele practicarse desde edades muy tempranas porque es en éstas cuando el cuerpo se encuentra más predispuesto para realizar ciertos movimientos. Aunque es un deporte muy bueno, también es muy exigente, pues es necesario llevar una alimentación muy sana y bien equilibrada.

Este ejercicio se puede realizar tanto de forma individual como grupal. Normalmente en competencia, la realización de este deporte en grupo suele durar dos minutos y medio y podemos encontrar resultados tan maravillosos como los conseguidos por Rusia en el Mundial de Pesaro, donde compitieron con cuerdas y pelotas.

Beneficios de la gimnasia rítmica

La gimnasia rítmica es un deporte que se recomienda empezar desde una edad muy temprana. Esto se debe a la que la ligereza y exigencia de los movimientos requieren un cuerpo elástico. Por lo general, los niños son los que suelen tener una mayor elasticidad.

Además, es un deporte recomendado para niños de ambos sexos. Su realización estimula conceptos como la coordinación gracias a la utilización de elementos como cuerdas, clavijas, aros y pelotas.

Con la gimnasia rítmica ayudamos a los niños y niñas a practicar la flexibilidad y la fuerza muscular. Las clases suelen comenzar con estiramientos para dar paso a las técnicas manipulativas y a las coreografías.

Lo mejor de este deporte es que se practique de forma grupal. Esto les ayuda a aprender a coordinarse, además de mejorar sus habilidades sociales.

Materiales utilizados en gimnasia rítmica

La gimnasia rítmica no sólo se caracteriza por la belleza de los movimientos y la capacidad de coordinación, sino también por el uso de diversos materiales para su mejor realización. Uno de los elementos más valorados y empleados es la cuerda.

La cuerda de gimnasia rítmica es el material más antiguo empleado en esta disciplina. La utilización de cuerdas requiere un constante movimiento y una gran agilidad. Da mucho juego a este deporte, ya que con ellas pueden realizar saltos, escapadas, rebotes, lanzamientos, balanceos y rotaciones.

En los extremos de la cuerda encontramos unos nudos que sirven para que el o la gimnasta los utilice como mangos para facilitar la realización de lanzamientos o giros.

Con el comienzo del curso escolar son muchos los niños que quieren apuntarse a esta disciplina. Encontrar el material adecuado es importantísimo para conseguir que el trabajo sea bueno y que el niño no se haga daño.

La mayoría de las gimnastas apuestan por las cuerdas de Pastorelli. La calidad de estas cuerdas se nota en el tacto y la ligereza del producto. Además, se encuentras avaladas por la Federación Nacional de gimnasia Rítmica, por lo que se puede confiar en ellas perfectamente.

Dentro de su amplia gama puedes encontrar cuerdas de competición, cuerdas de competición metálicas, cuerda Patraso (utilizado en el mundial de Rusia de 2010)…

Elegir la cuerda adecuada es importante para la realización del deporte de forma segura.

Deja un comentario