¿Cómo conseguir un vientre plano?

0

Cuando pensamos en adelgazar y en acudir al gimnasio para conseguir la figura física que deseamos, lo primero que se nos pasa por la cabeza es lucir un vientre plano. Muchas son las personas que no acumulan demasiada grasa en la zona abdominal pero, sin embargo, no consiguen tener un vientre rígido y fuerte. El motivo es la falta de ejercitación de esa zona y los fallos que solemos cometer en otro tipo de cuestiones.

Las personas que logran conseguir un vientre plano se encuentran más motivadas, orgullosas de sí mismas y con un alto nivel de autoestima. Es más que probable que tú también quieras sentir esa sensación, por lo que no pierdas detalle de las siguientes claves para lucir el cuerpo que siempre has deseado.

Consejos para tener un vientre fuerte y libre de grasa

  1. Alimentación

Una dieta sana y equilibrada es esencial a la hora de lucir un vientre plano. No solo es importante seleccionar bien los alimentos que comemos, también es necesario llevar unas correctas rutinas alimenticias. Se recomienda comer 5 veces al día, aproximadamente,  y en pequeñas cantidades, dejando unas 3 horas entre comida y comida. Esta circunstancia evitará que se acumule grasa alrededor del abdomen ya que el metabolismo estará quemando energía constantemente. Además, repartir las comidas nos ayudará a no caer en los atracones que dificultan las digestiones.

  1. Alimentos prohibidos

La rutina alimentaria debe estar formada por todo tipo de alimentos para aportar al organismo los nutrientes que necesita. Sin embargo, es recomendable hacer una lista de alimentos prohibidos para saber cuáles debemos evitar o comer en pequeña cantidad. Algunos de estos alimentos son la sal, el socio, los lácteos o los alimentos con un alto nivel de grasas.

  1. Controlar el azúcar

El azúcar es uno de los ingredientes que más calorías contienen. Muchos de los alimentos que llamamos adictivos y que más no gustan llevan azúcar, por lo que debemos tener fuerza de voluntad para alejarnos de ellos.

  1. Hacer ejercicio

La dieta sana y equilibrada se debe combinar con el ejercicio físico. Una vez hemos perdido la grasa que nos sobraba en el vientre, es hora de hacer ejercicios específicos. Los más recomendados son los abdominales ya que están enfocados a esa zona del cuerpo. Deberemos alternar los diferentes tipos de abdominales para conseguir la misma tonificación en todo el vientre.

Miguel Fernández
Programador informático. Amante del fitness.

Deja un comentario