Fitness para principiantes I. La Dieta

3

A todos nos ha pasado alguna vez, queremos empezar a hacer ejercicio pero nos empiezan a surgir varias dudas como: ¿por dónde debo empezar?, ¿qué debo corregir?

Pues lo primero que deberías hacer antes de empezar con cualquier tipo de entrenamiento o rutina, es mejorar y pulir la alimentación que lleves, ya sea para ganar músculo como bajar de peso.

En este primer post intentaré disipar algunas costumbres muy arraigadas y perjudiciales para tu salud y que minimizan los resultados positivos que se pueden conseguir, y por supuesto, como corregirlos, sobretodo para las personas que se inician a algún tipo de deporte.

Come acorde a cómo eres y a tu objetivo: Acierto

Lo primero que deberías hacer es plantearte el objetivo que quieras conseguir y aplicarlo día a día, si quieres bajar tantos kilos plantéate bajar uno o dos a la semana, si quieres subir lo mismo, pero nunca olvides eso, tu objetivo. No hay días de descanso en la alimentación porque cualquier desliz que comas puede minar los esfuerzos por los que has estado luchando durante mucho tiempo.

Hincharte solo a proteínas y suplementos: Error

Vale, muchos me diréis, los suplementos son buenos para ganar músculo, para la recuperación muscular y mil cosas más. Estoy de acuerdo, pero no se debe abusar de ellos en exceso, tomarlos todos los días no es bueno, y dejar de tomar líquidos como agua o zumos naturales tampoco lo es. Tómalos en su justa medida.

Centrarte solo en un tipo de comida: Error

  • “Es que yo solo tomo pasta porque soy corredor”
  • “Es que yo solo tomo pollo y arroz porque soy culturista”

Frases de este tipo se oyen muy habitualmente, y muchas de ellas están equivocadas. A la hora de seguir una dieta lo mejor es comer de todo (pasta, carnes de todo tipo, arroz, pescado, vegetales y verduras) limitando el pan, la sal, el azúcar y las grasas saturadas. En la variedad está el gusto y también la salud.

Comer solo 3 veces al día: Error

¿Qué pasa si sólo comemos un par de veces o tres al día? El organismo acumulará grasa porque no sabe cuando volverá a comer de nuevo, acumulará líquidos porque no sabe cuando volverá a beber de nuevo. Lo ideal es hacer 3 comidas importantes al día (desayuno, comida y cena) y añadir 1-2 más a la mañana y 1-2  más a la tarde, para mantener al cuerpo con suficientes reservas de energía.

Hasta aquí todo de momento, proximamente la segunda entrega de entrenamiento para principiante: “Somos lo que comemos”

3 Comentarios

  1. Muchas gracias por el artículo Hugo.
    La verdad es que yo he cometido antiguamente algún error fatal a la hora de establecer mi dieta. Una vez se me metió en la cabeza que debía beber menos agua, y otra vez me centré en un tipo de alimentos que acabó por descompensar mi metabolismo.

    Desde entonces soy más precavida a la hora de iniciar ningún tipo de dieta y procuro encontrar un equilibrio. La nutricionista que me lo lleva la verdad es que me controla mucho que no me salga de lo que me conviene 🙂

    Animo a todas a equilibrar su dieta y tener buenos hábitos: comer poquito y a menudo, beber agua regularmente y realizar actividad física diariamente.

    Que pases un buen día Hugo, y os seguiré leyendo que hace un tiempo que lo hago pero hasta hoy no me he decidido a comentar.
    Andrea.

    • Lo primero de todo darte las gracias por tu comentario, es un placer tenerte con nosotros, personas como tu son la que hacen que esto crezca poco a poco y llegue a cada vez más gente. Te animo a que sigas comentando más veces 🙂

      Me alegro que te haya gustado el artículo, y que te haya servido. Pienso que a muchos les pasan ese tipo de situaciones al igual que a ti cuando empiezan en un entrenamiento sea del tipo que sea (entre los que me incluso) y con este artículo intento disipar parte de esas dudas que pueden surgir.

      Muchos saludos Andrea. Estamos en contacto. Hugo

  2. Hola pues yo quiero seguir leyendo artículos como éste que me ayuda y orienta para poder bajar de peso y tener una vida saludable gracias.

Deja un comentario