Trabajo funcional con BOSU

0

El BOSU, es un acrónimo del inglés both sides up (“las dos caras hacia arriba”). Se trata de una semiesfera rellena de aire y montada sobre una superficie rígida de plástico que, como indica su nombre, puede usarse por ambas caras. Podemos utilizar la superficie cóncava apoyando la parte plana en el suelo, o darle la vuelta y utilizar la superficie plana apoyando sobre el suelo la zona cóncava. El modelo profesional tiene un diámetro de 65 centímetros, y también hay dos modelos más pequeños, de 55 y 45 centímetros de diámetro.

Creado por David Weck en 1999, actualmente el BOSU es uno de los aparatos más novedosos. Cada vez resulta más habitual verlo en las salas de fitness e incluso en clases dirigidas. Lo que empezó siendo sólo una plataforma de estabilidad ha terminado convirtiéndose en un medio muy polivalente para todo tipo de trabajo.

En él se pueden realizar multitud de ejercicios como: sentadillas, flexiones, saltos, ejercicios más analíticos (press, elevaciones, tracciones) con la utilización de cuerdas u otros pesos adicionales. Puedes realizar ejercicios tanto de pie como sentado o tumbado, sobre una pierna o sobre las dos, incrementando su complejidad e intensidad utilizando ambas caras y por supuesto en equilibrio, factor clave en el BOSU.

bosu-workout

El entrenamiento con BOSU presenta una serie de ventajas en las que cabe destacar la potenciación del entrenamiento funcional, es decir, un entrenamiento cuyo objetivo es mejorar nuestros movimientos cotidianos. El BOSU se adapta a distintos niveles de trabajo, lo cual quiere decir que con menos tiempo de ejercicio conseguiremos niveles óptimos de trabajo.

Al realizar los ejercicios sobre una base inestable estamos exigiendo a todos los músculos de nuestro cuerpo el mantener la postura y con ello logramos la tonificación por las contracciones involuntarias que realizamos para intentar estabilizarnos. A través de los ejercicios realizados con el Bosu se pone a prueba el equilibrio por medio de ejercicios de fuerza, flexibilidad y estabilización.

Todos los movimientos son multidireccionales, por un lado la estabilidad dinámica y por el otro la movilidad estática, que propician la ejercitación de las articulaciones.

En la zona media del cuerpo encontramos los músculos que se conocen como “Core que brindan estabilidad al cuerpo y por ello el entrenamiento de esta área es de fundamental importancia.

Beneficios físicos

  • Favorece la adaptación de la musculatura que utilizamos en nuestra vida cotidiana.
  • Fortalece la musculatura del tronco, el abdomen, la espalda, las piernas y glúteos.
  • Mejora la elasticidad y flexibilidad.
  • Refuerza las articulaciones y músculos.
  • Mejora la coordinación y agilidad de nuestro cuerpo.
  • Evita dolencias en la zona cervical y lumbar, gracias a la correción de la postura.
  • Ayuda en la recuperación de lesiones.

El BOSU es un elemento apto para toda la población e incluso personas con algún tipo de lesión, es más, ésta plataforma es utilizada para rehabilitación debido a la mejora de los elementos propioceptivos y coordinativos de nuestro cuerpo. Pero hay que tener cuidado con esta metodología de trabajo pues tiene una mayor incidencia de lesiones debido al desequilibrio que producen, sobre todo si los individuos que lo practican no tienen experiencia.entrenamiento-con-bosu

Incluso últimamente, el BOSU se va consolidando como una actividad dirigida, que podemos encontrar bajo un enfoque cardiovascular (clases de 45-50’ donde principalmente se utiliza el BOSU para realizar coreografías similares a las del step) o incidir a nivel muscular: pliometría tanto de brazos como de piernas, estiramientos, tonificación, con o sin material adicional como alteras, gomas, flexibar, elásticos, etc.

En futuros post, pondremos ejemplos de la diversidad de ejercicios que podemos realizar con el BOSU.

 

Javier Llorente
Amante del fitness y el deporte.

Deja un comentario